Toggle sidebar

Separacion de Bienes

.

 

Este régimen se caracteriza por la separación entre los patrimonios de los cónyuges y se aplica  en las siguientes situaciones:

 

-   Cuando se pacta expresamente en capitulaciones matrimoniales.

 

-   Cuando se pacta en capitulaciones matrimoniales que para el patrimonio matrimonial no rige la sociedad de gananciales.

 

-   Cuando se extingue la sociedad de gananciales y el matrimonio subsiste (casos de separación judicial de bienes).

 

-   Cuando hay separación de hecho y las partes no han optado por extinguir el régimen económico matrimonial.

 

En el régimen de separación pertenecerán a cada cónyuge los bienes que tuviese en el momento inicial del mismo y los que después adquiera por cualquier título. Asimismo corresponderá a cada uno la administración, goce y libre disposición de tales bienes. Cuando la pareja adquiere un bien conjuntamente y cuando no sea posible acreditar a cuál de los cónyuges pertenece algún bien o derecho se presumirá que existe régimen de comunidad romana, es decir, a cada cónyuge le corresponde la mitad.

 

En cuanto al régimen de responsabilidad cada patrimonio genera y asume las deudas que tenga por conveniente. Sin embargo, frente a las obligaciones contraídas en el ejercicio de la potestad doméstica ordinaria (sostenimiento de las cargas del matrimonio) responderá el cónyuge que se ha obligado y subsidiariamente el otro. Pero el que ha pagado tiene derecho a ser reintegrado por el otro cónyuge en proporción a los recursos económicos de cada uno. El trabajo para la casa será computado como contribución a las cargas y dará derecho a obtener una compensación que el Juez señalará, a falta de acuerdo.

 

Asimismo corresponderá a cada uno la administración, goce y libre disposición de sus bienes. En la práctica, es común que uno de los cónyuges administre los bienes de los dos o ambos gestionan los patrimonios privativos indistintamente.

 

Para la administración no se requiere mandato, se entiende que existe tácitamente si un cónyuge no se opone a que el otro administre sus bienes.

  El régimen de separación se caracteriza por la separación entre los patrimonios de los cónyuges.

 

En los casos de que uno de los cónyuges pide que sin disolución matrimonial se pase de la sociedad de gananciales a la separación de bienes, o el otro cónyuge es incapacitado o pródigo, o cuando el otro cónyuge realiza actos fraudulentos, o cuando existe separación de hecho por más de un año o se incumple el deber de información, existe separación judicial de bienes que se crea mediante sentencia firme que se inscribe en el registro civil y en el de la propiedad si afecta a bienes inmuebles.

 

Las causas de extinción del régimen de separación de bienes son:

-   los cónyuges pactan otro régimen económico en capitulaciones matrimoniales;

-   disolución del matrimonio;

-   sentencia de separación legal.

 

Una vez extinguido el régimen económico matrimonial, se abre el periodo de liquidación que se concreta en la satisfacción de los gastos comunes (potestad doméstica y levantamiento de cargas). Después de las compensaciones que en su caso tengan lugar, se consolida la situación de separación.

Das könnte Sie auch interessieren:
Preguntas frecuentes sobre el testamento
Régimen Económico Matrimonial
Similitudes y diferencias entre separación y divorcio
Cargas y Obligaciones de la Sociedad de Gananciales
Bienes y Derechos de la Sociedad de Gananciales