Toggle sidebar

Nacimiento de un hijo

.

 

El nacimiento de un hijo es uno de los acontecimientos más importantes en la vida de una familia. De hecho, este nacimiento hace del matrimonio o unión estable de pareja, un concepto más perfecto de familia.

 

La familia es una institución fundamental en la sociedad y desempeña funciones muy relevantes en el desarrollo de la personalidad de un individuo.

 

El derecho no crea la familia, sino que la tiene en cuenta a la hora de llevar a cabo su regulación. Así, la Constitución Española se ocupa en varios preceptos de la familia; como ocurre con el art. 50 CE, el art. 35 CE, el art. 27.3 CE… Pero, sin duda, el principal precepto constitucional dedicado a la familia es el artículo 39 CE, que establece que: “1.) Los poderes públicos aseguran la protección social, económica y jurídica de la familia; 2.) Los poderes públicos aseguran asimismo, la protección integral de los hijos, iguales éstos ante la ley con independencia de su filiación, y de las madres, cualquiera que sea su estado civil. La ley posibilitará la investigación de la paternidad; 3.) Los padres deben prestar asistencia de todo orden a los hijos habidos dentro o fuera del matrimonio, durante su minoría de edad y en los demás casos en los que legalmente proceda; 4.) Los niños gozarán de la protección prevista en los acuerdos internacionales que velan por sus derechos”.

 

El nacimiento de un bebé, además de las consecuencias sociales y familiares que genera, también crea una serie de  obligaciones legales así como el derecho a una serie de prestaciones. Los titulares de estos derechos y obligaciones son los padres o los titulares de la patria potestad.

  El nacimiento de un hijo es uno de los acontecimientos más importantes en la vida de una familia.

Das könnte Sie auch interessieren:
Derecho de Familia
La inscripción en el Registro Civil