Toggle sidebar

Los legados

.

 

La esencia del legado es la de ser una figura jurídica que surge como consecuencia de la muerte de otra persona, que otorga derechos concretos sobre determinados bienes de la herencia a los legatarios (quienes reciben el legado), con el ánimo de beneficiarlos. Legatarios pueden ser todos aquellos que tienen capacidad para recibir la herencia a través del testamento, incluso si ya son herederos también. El prelegado es el nombre que recibe el legado hecho al heredero. El Código Civil no lo regula, pero hace referencia a él cuando en su artículo 890.2 establece que “el heredero que sea al mismo tiempo legatario podrá renunciar la herencia y aceptar el legado, o renunciar éste y aceptar aquella”.

 

 

Entre el legado y la herencia existen algunas diferencias que es necesario considerar. Hay que tener en cuenta que la herencia es una figura que existe siempre tras la muerte de la persona, mientras que el legado sólo puede aparecer si así lo escribe expresamente el testador en su testamento. Esto significa que en la sucesión intestada, la del fallecido sin testamento, no existen los legados, y se pierde la posibilidad de dejar cosas concretas a otras personas aparte de las que establezca el Código Civil para este caso.

 

  A través del testamento pueden dejarse legados o bienes concretos a una persona, que recibe el nombre de legatario.

 

A diferencia de la herencia, no hay necesidad de aceptar un legado, ya que se considera que el legatario lo adquiere automáticamente a la muerte del testador. En principio, sólo los herederos y no los legatarios responden de las posibles deudas y cargas que existan en la herencia. Se da una excepción si el testador ha ordenado expresamente que un legatario se haga carga de una deuda; sin embargo, el legatario respondería sólo por hasta donde alcance el valor del legado, a diferencia de los herederos que responden de las deudas incluso con su proprio patrimonio.

 

Las personas obligadas a pagar o entregar los legados son los herederos. El testador puede ordenar que se encargue un heredero concreto, y si no indica nada, entonces están obligados todos los herederos en función de la proporción de bienes que les correspondan de la herencia. Por su parte, los legatarios pueden pedir la entrega y posesión de los bienes a los herederos, e incluso a terceras personas si son estas las que tienen el bien. En ocasiones, puede ocurrir que los bienes de la herencia no alcancen para cubrir todos los legados. Si este es el caso, el artículo 887 del Código Civil establece el orden en el que han de pagarse. Los gastos necesarios para entregar los legados corren a cuenta de la herencia, pero en ningún caso podrán perjudicar la parte de legítima.

 

¿Qué clase de cosas pueden constituir un legado? Los legados reales atribuyen al legatario la propiedad de una cosa dese el momento en que muere el testador, y le facultan también para reivindicar su posesión. Normalmente son bienes concretos que pertenecían al testador, pero también pueden ser cosas genéricas, en cuyo caso se aplican reglas especiales que se encuentran en el Código Civil. Los legados obligacionales atribuyen al legatario un derecho de crédito y le permiten exigir que el cobro de la deuda se cumpla.

Das könnte Sie auch interessieren:
Todo lo que necesitas saber sobre el testamento
Preguntas frecuentes sobre el testamento
Los herederos. La herencia y sus fases.
La desheredación
Capacidad para heredar. La indignidad.