Toggle sidebar

La nacionalidad

.

 

La nacionalidad es la condición jurídica de pertenecer a un determinado país con todos los derechos y obligaciones que este hecho lleva aparejados. ¿Quién es español?:

 

1.)   Todos los nacidos de madre o padre español, aunque hayan nacido en el extranjero. En dicho caso, deberán ser inscritos en el consulado español del lugar.

 

2.)   Todos los nacidos en España de padres extranjeros siempre que la madre o el padre hayan nacido en España.

 

3.)   Todos los nacidos en España de padres extranjeros cuando ambos carecieran de nacionalidad o la legislación de sus países no dotan al niño de una.

 

4.)   Todos los nacidos en España cuya filiación no esté determinada.

 

5.)   Si una persona se entera de su filiación o su nacionalidad española una vez cumplidos 18 años podrá solicitar la nacionalidad española en el plazo de 2 años tras ese conocimiento.

 

6.)   También pueden optar a la nacionalidad española aquellas personas que estén o hayan estado sujetas a la patria potestad de un español durante 2 años consecutivos.

 

Es necesario puntualizar que cabe el supuesto, frecuente en la práctica, de que se adquiera la nacionalidad por residencia. Distinguimos varios casos:

  La nacionalidad es la condición jurídica de pertenecer a un determinado país con todos los derechos y obligaciones que este hecho lleva aparejados.

 

-   Los que hayan residido en España durante 10 años, 5 años si son refugiados o asilados y 2 años si son nacionales de un país iberoamericano, Andorra, Guinea Ecuatorial, Portugal o Filipinas.

 

-   Los que hayan residido en España durante un año y:

a)   Hayan nacido en España y sean hijos de emigrantes. Para ello es precisa una residencia "con papeles o legal" durante un año.

b)   El que esté casado con un español o española y no esté separado legalmente o de hecho.

c)   El viudo o viuda de español o española, si a la muerte del cónyuge no existiera separación legal o de hecho.

 

En todos estos casos es necesario que la residencia sea continuada y legal. Además en el primer caso los padres o titulares de la patria potestad, y en el resto los propios interesados, deberán solicitar la nacionalidad ante el encargado del Registro Civil del domicilio del declarante quien debe autorizarla previo dictamen del Ministerio Fiscal. Una vez obtenida dicha autorización, la nacionalidad la concede el ministerio de justicia y puede denegarla por motivos de orden público o interés general.

 

Existe, por otro lado, la posibilidad de perder la nacionalidad española en los siguientes supuestos:

 

1.)   Si una persona mayor de edad o un menor emancipado reside habitualmente en un país extranjero y adquiere la nacionalidad de ese país, perderá la nacionalidad española a los tres años de dicha adquisición.

 

2.)   En el caso de que el país de que se trate el apartado anterior sea uno iberoamericano, Andorra, Filipinas, Guinea Ecuatorial o Portugal, no es suficiente con la adquisición de la nueva nacionalidad para perder la española. Será también necesario que se renuncie expresamente a la nacionalidad española.

 

3.)   Si una persona es condenada en sentencia firme a la pérdida de la nacionalidad.

 

4.)   Si una persona entra en las Fuerzas Armadas o ejerce algún cargo político en un país extranjero contra prohibición del gobierno.

 

Una vez tratado el tema de la nacionalidad, es importante precisar algunos aspectos sobre la vecindad civil. La vecindad civil es la condición de estar adscrito al territorio de una determinada región y por lo tanto, de estar sujeto al ordenamiento jurídico de carácter autonómico, provincial o local de la misma.