Toggle sidebar

La filiación

.

 

La filiación es el término jurídico usado para referirse a la procedencia de los hijos respecto a los padres. Pero la filiación no sólo se refiere al hecho natural de la maternidad o paternidad, sino que también tiene lugar por adopción.

 

No hace falta que los progenitores estén casados para que se les reconozca a ambos la filiación; sin embargo, en el caso del matrimonio se presume que el marido es el padre del hijo siempre que éste haya nacido después de celebrado el matrimonio y antes de los trescientos días siguientes a su disolución o a la separación legal o de hecho de los cónyuges. En el caso de filiación no matrimonial es necesario el reconocimiento del hijo que consiste en un acto por el que una persona afirma voluntariamente su paternidad respecto del niño. Este reconocimiento se puede realizar ante el encargado del Registro Civil, en el testamento o en documento público.

 

 

Con carácter general establece el art. 110 CC que el padre y la madre, aunque no ostenten la patria potestad, están obligados a velar por los hijos menores y a prestarles alimentos.

  La filiación es el término jurídico usado para referirse a la procedencia de los hijos respecto a los padres.

 

Los efectos de la filiación nacen en el momento del nacimiento de la persona. Pero si la determinación de la filiación no coincide con el nacimiento, aquella tendrá efectos retroactivos siempre que sea posible. Así, la determinación de la filiación con posterioridad al fallecimiento del padre permitirá al hijo reclamar su correspondiente legítima de la herencia paterna. Los efectos básicos de la filiación son los siguientes:

 

-   Derecho a los apellidos de los progenitores.

 

-   Patria potestades decir, las funciones tutelares de los padres para con los hijos a los que deben protección. Los progenitores quedan excluidos de la patria potestad en los siguientes casos:

a)   El condenado penalmente por abusos sexuales que dieron lugar a la concepción del bebé;

b)   Cuando la filiación de alguno de los padres se ha obtenido en sentencia civil y éste se había opuesto.

 

-   Derecho de alimentos.

 

-   Derecho sucesorios. Los hijos son herederos forzosos de sus padres.

 

Es necesario que se inscriba la filiación en el Registro Civil, y esa inscripción servirá como título para ejercer, judicial o extrajudicialmente, derechos, facultades y potestades derivados de la filiación (alimentos, derechos sucesorios, patria potestad, etc.). Además de la inscripción, sirven como títulos legitimadores de la filiación el documento o sentencia que la determina legalmente, la presunción de paternidad matrimonial, y en defecto de estos dos medios, los elementos de la posesión de estado (existencia suficiente de hechos que indiquen las relaciones de filiación y parentesco de un individuo con las personas que se señalan como sus progenitores y la familia a la que dice pertenecer).