Toggle sidebar

Formas excepcionales de contraer matrimonio

.

 

Además de la forma civil, existen otros supuestos en los que el matrimonio puede celebrarse. Sin embargo, las reglas relativas a la forma son más simples, por diferentes razones, al omitirse la presencia de alguna de las formalidades normalmente requeridas. Estas formas son las siguientes:

  En ocasiones, los trámites propios del matrimonio civil se simplifican, contrayéndose matrimonio de forma excepcional.

 

1.)     Matrimonio por españoles en el extranjero. Este modo no es realmente una forma excepcional, pero hay que tener en cuenta sus distintas modalidades. Así, los españoles que quieran contraer matrimonio en un país extranjero pueden hacerlo: (i) según la ley española que regula el matrimonio civil ante “el funcionario diplomático o consular encargado del Registro Civil en el extranjero” (artículos 49.1 y 51.3); (ii) según una confesión religiosa, en tanto matrimonio religioso celebrado en el extranjero; o “con arreglo a la forma establecida por la Ley del lugar de celebración” (artículo 49).

 

2.)   Matrimonio por extranjeros en España. Según el artículo 50 del Código Civil, “si ambos contrayentes son extranjeros, podrá celebrarse el matrimonio en España con arreglo a la forma prescrita para los españoles o cumpliendo la establecida por la Ley personal de cualquiera de ellos”. En el caso de la forma civil española, se exige que al menos uno de los dos contrayentes esté domiciliado en España.

 

3.)    Matrimonio por apoderado (artículo 55) cuando uno de los contrayentes no resida en el mismo lugar que el juez o funcionario autorizado. Para ello, el contrayente que sí reside en el lugar, debe asistir personalmente. Además, el poder debe ser especial y auténtico, constando en un documento público (artículo 1280.5) otorgado ante notario o Cónsul de España en el Extranjero. Finalmente, se requiere que esta forma de celebración haya sido autorizada en el expediente matrimonial previo.

 

4.)   En peligro de muerte, entendiéndose por “peligro” aquellas causas que, al estar presentes, hacen imposible que el matrimonio se celebre de forma ordinaria, por motivos de urgencia. Según el artículo 52, podrá autorizarlo “el Juez encargado del Registro Civil, el delegado o el Alcalde aunque los contrayentes no residan en la circunscripción respectiva […]; respecto de los militares en campaña, el Oficial o Jefe superior  inmediato; [y] respecto de los matrimonios que se celebren a bordo de nave o aeronave, el Capitán o Comandante de la misma”. Este matrimonio no requiere expediente previo (la validez se comprobaría en el momento de la inscripción), pero sí testigos, a menos que no se acredite que es imposible que comparezcan.

 

5.)   Matrimonio secreto, que es aquel que carece de los trámites públicos propios del acto del matrimonio. Con arreglo al artículo 54, el Ministro de Justicia podrá autorizar el matrimonio secreto “cuando concurra causa grave suficientemente probada […] En este caso, el expediente se tramitará reservadamente […]”. Se mantienen, por tanto, el deber de instruir el expediente matrimonial y de inscribir el matrimonio en el Registro Civil, pero sin publicidad ya que la inscripción es también secreta.

Das könnte Sie auch interessieren:
Régimen Económico Matrimonial
Matrimonio
Uniones de hecho
Capacidad para contraer matrimonio
Efectos personales del matrimonio