Toggle sidebar

Elección de la forma jurídica

Los pasos a seguir para la constitución de una empresa en España varían en función del tipo de sociedad que se pretenda constituir. Además existen importantes diferencias, sobre todo en lo relativo al tiempo empleado y al papeleo indispensable para la constitución, entre crear un nuevo negocio a través de la vía telemática o hacerlo por la vía tradicional.


No obstante, las formas sociales más corrientes en la práctica empresarial son: la Sociedad de Responsabilidad Limitada,  la Sociedad Anónima, y la Sociedad Limitada Nueva Empresa.


Dependiendo de las características de cada negocio, éste se ajustará más a una forma u otra. De manera que se constituirá una Sociedad Anónima si:


- El capital social de la futura empresa va a ser igual o superior a 60.101,21 €,


- Se pretende obtener financiación a largo plazo a través de la emisión de acciones para su cotización en Bolsa,


- Sociedad grande, con una organización compleja,


- Número de socios elevado o, al menos, con la capacidad económica suficiente para desembolsar el 25% del capital social en el momento de la constitución. Sin embargo, se puede constituir una SA con un único socio (es el mínimo número legalmente admisible).


- Se busca versatilidad en la empresa. Es decir, los socios pueden desvincularse de la empresa si venden todas sus acciones, algo que es muy difícil en una SRL,


- La actividad que se pretende desempeñar es de seguros o se quiere constituir una agencia de valores, entre otras.


Por el contrario, se optará por una Sociedad de Responsabilidad Limitada si:


- El número de socios es reducido siendo el mínimo uno. A pesar de no existir un número máximo de socios, no es aconsejable que sea superior a seis o siete,


- Los socios buscan una forma económico de constitución: el capital social mínimo es de 3006€ completamente desembolsado en el momento de la constitución,


- Los socios buscan una forma fácil de constitución. En la constitución de este tipo de sociedades los trámites administrativos y contables son relativamente simples, no precisando muchas veces contratar los servicios de una asesoría,


- Las relaciones interpersonales son importantes. Ya que en la SRL el capital se divide en participaciones entre los socios y éstas no son títulos mobiliarios (libremente transmisibles) como en la SA; sino que existen pocas posibilidades de captar capital ajeno,


- Sociedades pequeñas o medianas o incluso familiares.


Si consideramos los aspectos fiscales, para todas las empresas constituidas a partir de 2013, el Impuesto de Sociedades se reduce a un tipo del 15% por la base imponible hasta 300000 euros y del 20% por la cantidad restante durante los dos primeros años de actividad. A partir de ese momento, el tipo será el ordinario del 35%.


Uno de los criterios más importantes a la hora de elegir un tipo social es la responsabilidad de los socios por las deudas de la empresa. De hecho, las tres formas sociales arriba explicadas son las más populares, en parte, porque la responsabilidad de los socios es limitada, es decir, ellos sólo pagan las deudas de la empresa hasta el límite de su contribución al capital social. Ningún acreedor de la empresa podrá ir contra los patrimonios personales de los socios.


Por último, la Sociedad Limitada Nueva Empresa es una modalidad de la SRL que se elegirá si:


- Se tienen en cuenta los aspectos fiscales ya que la SLNE tiene la ventaja de que los beneficios hasta 120202 euros tributan al 30% y los restantes al tipo general del 35% (siempre teniendo en cuenta la reforma del impuesto de sociedades previamente explicada que permite tributar a un tipo reducido durante los dos primeros años),


- Por cualquier circunstancia, se necesita aplazar el pago del Impuesto de Transmisiones Patrimoniales y Actos Jurídicos Documentados, o del Impuesto de Sociedades durante uno o dos años,


- Se busca un sistema contable simplificado, ya que en la SLNE se integran en un mismo registro el libro diario, el mayor y el de balances,


- Importa la rapidez y simplicidad de constitución de la empresa.

Das könnte Sie auch interessieren:
Crédito a los consumidores