Toggle sidebar

Disolución de la Sociedad de Gananciales

.

 

Existen diferentes causas para la disolución de la sociedad de gananciales.

 

Las causas ope legis o de pleno derecho en las que la sociedad se disuelve automáticamente son las siguientes:

 

1.)   El divorcio

 

2.)   La declaración de nulidad del matrimonio.

 

3.)   La separación judicial.

 

4.)   Las capitulaciones matrimoniales que expresen el cambio a otro régimen económico matrimonial.

 

Entre las causas judiciales, que permiten a uno de los cónyuges instar judicialmente la disolución de este régimen económico matrimonial, se encuentran:

 

1.)   Haber sido el otro cónyuge judicialmente incapacitado, declarado pródigo, ausente o en quiebra o concurso de acreedores, o condenado por abandono de familia. Respecto al concurso de cualquiera de los cónyuges habrá que estar a lo dispuesto en la Ley 22/2003, de 9 de julio, Concursal, que dispone que se producirá la suspensión de las facultades del deudor de administración y disposición de cualquier bien que pasarán a ser desempeñadas por la administración concursal.

 

2.)   Venir el otro cónyuge realizando por sí solo actos dispositivos o de gestión patrimonial que entrañen fraude, daño o peligro para los derechos del otro en la sociedad.

 

3.)   Llevar separado de hecho más de un año por acuerdo mutuo o por abandono del hogar.

 

4.)   Incumplir grave y reiteradamente el deber de informar sobre la marcha y rendimientos de sus actividades económicas.

 

5.)   El embargo de la parte de uno de los cónyuges por deudas propias en el caso de que los bienes privativos del cónyuge deudor no sean suficientes para pagar la deuda. Tras la disolución se aplicará el régimen de separación de bienes, salvo que, en el plazo de tres meses, el cónyuge del deudor opte en documento público por el comienzo de una nueva sociedad de gananciales.

 

En el supuesto de existir pleito sobre la concurrencia de la causa de disolución de la sociedad de gananciales se practicará el inventario de los bienes gananciales, y el Juez adoptará las medidas necesarias para la administración del caudal (nombrando a un administrador que puede ser uno de los cónyuges, los dos o un tercero), requiriéndose licencia judicial para todos los actos que excedan de la administración ordinaria.

 

Una vez disuelta la sociedad de gananciales se produce su liquidación. Sin embargo, algunas veces el periodo de tiempo que transcurre entre medias es muy largo. La sociedad de gananciales disuelta y no liquidada es un patrimonio colectivo o de destino y normalmente se produce en los casos en los que uno de los cónyuges ha fallecido. La titularidad la ostentan el cónyuge supérstite y todos los herederos del cónyuge difunto.

Das könnte Sie auch interessieren:
Derecho de Familia
La nulidad del matrimonio
Derecho Mercantil
Todo lo que necesitas saber sobre el contrato de agencia
Preguntas frecuentes sobre el contrato de agencia